Joven estilista ultimada por su amante. El esposo de ella no podía trabajar, observa la razón

Redacción internacional, Nicaragua. Una joven identificada como Suyén Massiel le quitaron la vida de seis impactos de balas en la espalda disparados con un revólver calibre 38 por el vigilante bancario Oscar Alberto Berríos Munguía, de 25 años, con quien discutió por razones que nadie escuchó con exactitud debido a que al momento del hecho se encontraban solos en la esquina del estacionamiento a la entrada d un centro de compras de la carretera a Masaya.

Según informaron la joven trabajaba como estilista de un salón de belleza, era originaria de Malacatoya, Granada, y desde hacía cinco años se había trasladado al callejón de Los Urbina, en la comarca Las Jagüitas, de Managua, para convivir con Byron Medrano Vado, con quien procreó un niño que actualmente tiene 4 años.

Una señora identificada como Leonor Vado, abuela de Byron Medrano, dijo que Suyén Massiel era una muchacha que trabajaba para mantener a su hijo. Salía a las 7 de la mañana, y regresaba hasta las 8 de la noche para estar con su hijo.

“En una ocasión había comentado que intentaron hacerle algo, por eso caminaba precavida, pero nunca imaginamos que alguien sería capaz de hacerle algo así. No sabría decir si ese hombre tenía que ver algo con ella porque jamás nos dimos cuenta”, añadió doña Leonor.

En ese orden, Trinidad Vado, madre de Byron Medrano, dijo que Suyén Massiel era el sustento del hogar debido a que su pareja había sufrido un accidente hace algunos meses y no podía laborar, por lo cual él se quedaba cuidando al menor mientras ella llegaba.

De acuerdo con informaciones extraoficiales el autor del crimen la llamó para que saliera de su trabajo para reclamarle, ya que supuestamente le había dicho que no podían tener una relación porque ella tenía su familia, y anoche, cuando le reiteró lo mismo, optó por realizarle un disparo, y cuando cayó al suelo le dejó ir los otros cinco balazos hasta matarla.

En horas de la tarde del pasado martes, el cuerpo de Suyén Massiel fue retirado de Medicina Legal para ser velado temporalmente en Las Jagüitas, donde vivía con su pareja y su hijo, y luego sería llevado a Malacatoya para darle cristiana sepultura, mientras que el asesino se encuentra en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial Nacional es espera de ser acusado por la Fiscalía ante los juzgados capitalinos.

COMPARTIR EN: