Primer artista que cancela la participación en la tan esperada boda del pueblo.

El cantante de música urbana Arcángel “La Maravilla” luego de comprometerse y anunciar su participación en la “Boda del Pueblo”, que se celebra este 13 de octubre, dijo que no podrá asistir al denominado “Fiestón del Año”.

De acuerdo a las razones reveladas se deben a que está enfocado en ayudar a los damnificados de los huracanes María e Irma en la Isla del Encanto, Puerto Rico. No obstante, llama la atención del periodista Juan Carlos Jiménez, conocido como Fuego a la Lata, que el cantante no suspendió sus presentaciones en Argentina el sábado y el domingo en New York.

El pasado 14 de septiembre la Maravilla dio a conocer a sus seguidores, a través de su cuenta de Instagram, que cantaría de manera gratuita en la denominada “boda del pueblo” del venezolano Juan Manuel Ávila y la dominicana Yaritza Alexandra.
El artista se uniría al artista Héctor Acosta “El Torito” quien dijo que cantará en la boda de la joven pareja. Mientras el intérprete urbano “Musicólogo” se ofreció para ser el padrino de la boda.

Luego de que sólo tener tres meses de noviazgo, Juan y Yaritza aseguran que se conocen lo suficiente como para tomar la decisión tan importante de contraer matrimonio y aclaran que querían celebrar la boda en diciembre para poder organizarse económicamente, pero fruto de los obsequios recibidos y varias sugerencias decidieron hacerla antes.

A pesar de que la boda se realizará un viernes 13, y (día que según el mito popular es de mala suerte) los tórtolos no temen casarse en esa fecha, porque como expresó el novio su relación es una bendición de Dios.

Juan desmiente que contraerá matrimonio con Yaritza para regular su estatus migratorio en el país, por lo que expresó fue una decisión que tomó ya que “quiere estar con ella por el resto de su vida”, así mismo aseguró que la boda es real y no está siendo organizada para buscar sonido. “No sabía lo que vendría detrás” expresó el novio.

A través de una entrevista, los novios confirmaron que la madrina de la boda es la madre de Juan y el padrino será el hermano mayor de Yaritza, mientras que el cuerpo de chambelanes estará conformado por los amigos del novio, quienes fueron cómplices de la peculiar petición matrimonial.

A pesar de que la celebración será íntima, están invitadas alrededor de 300 personas entre figuras públicas, familiares y amigos, no obstante, el padre del novio no asistirá y de su lado sólo irán su madre y dos sobrinas que se encuentran en el país.

Uno de los momentos más esperados en toda boda de ensueño es el primer baile de los novios, sin embargo en la boda del pueblo este continúa siendo un aspecto sin resolver, pues no han elegido pieza musical y el novio no sabe bailar merengue, a pesar de que sus amigos han tratado de enseñarle.

COMPARTIR EN: